viernes, 23 de junio de 2017

Coca de Sant Joan con crema

Esta noche es la “revetlla”, así que ayer me puse manos a la obra con la coca. Lleva un tiempo prepararla por los fermentados, así que no esperéis hasta último momento!


Ingredientes:

Primera masa:
15 gr. levadura fresca
65 ml leche templada
125 gr. harina de fuerza

Segunda masa:
3 huevos
75 gr azúcar
40 gr mantequilla reblandecida
350 gr harina de fuerza
2 gr. sal
6 gr. cilantro en polvo
6 gr. matalahúga (anís) en polvo

Crema pastelera (me da para poner encima e incluso para rellenar):
½ L. leche
1 trozo de piel de limón
1 rama de canela
3 yemas
125 gr azúcar
40 gr. harina de maíz

Piñones
Azúcar para espolvorear

Elaboración:

Crema:
En un cazo ponemos la leche junto con la canela y el limón, ponemos al fuego hasta que empiece a hervir. Mientrastanto, mezclamos las yemas con el azúcar y la harina. Cuando empiece a hervir, retiramos del fuego, sacamos la canela y el limón y agregamos la mezcla anterior. Volvemos a poner a fuego medio sin dejar de mezclar con una varilla, para que no se pegue en los bordes ni haga grumos. Cuando tenga una textura un poco consistente y se quede pegada a la varilla al levantarla ya estará. Ponemos en una manga pastelera y reservamos.

Primera masa:
Mezclamos en un bol la levadura desmenuzada, la leche y la harina. Vamos mezclando hasta tener una masa un poco pegajosa. Hacemos una bola y la guardamos en el mismo bol, cubierta con un trapo durante al menos 30 minutos, para que fermente.

Segunda masa:
En otro bol, batimos los huevos junto con el azúcar, agregamos el resto de ingredientes y vamos amasando con paciencia hasta que queden todos bien integrados. Quizás necesitaréis un poco más de harina para poner en la mesa para que no se os pegue la masa.
Una vez bien amasada, agregamos la primera masa y volvemos a amasar hasta que se haya integrado. Os tiene que quedar una masa elástica, manejable y no pegajosa. La dejamos en uno de los boles durante al menos 1h. Para que doble su tamaño.

Sacamos la masa del bol, en una mesa la amasamos un poco y le damos la forma de coca, estirando bien la masa que quede de 1-1,50 cm de alta. La colocamos en una bandeja de horno con papel de horno y la ponemos al horno a unos 30º arriba y abajo durante unos 20 minutos, así conseguiremos que vuelva a subir la masa.

Cuando haya pasado el tiempo veréis que se ha doblado, sacamos del horno, y lo ponemos a 200º para que se vaya calentando.



Con un cuchillo hacemos unos cortes muy superficiales a la coca, marcando donde pondremos las tiras de crema. Espolvoreamos con azúcar. 



Con la manga pastelera ponemos la crema. Unos cuantos piñones y al horno, unos 20 minutos. Yo al principio pongo arriba y abajo, si veo que se está tostando mucho por arriba, cambio y dejo el de abajo.

Una vez cocida y enfriada, podéis cortar por la mitad y acabar de rellenar con la crema sobrante.

Buena “revetlla” !!!!



martes, 20 de junio de 2017

Dorada a la sal

He ido a la pescadería y he comprado dos doradas de unos 500gr cada una. Le decís a la pescadera que os la limpie por dentro, pero sin abrirla demasiado, para que al cocer mantenga su jugo dentro. Para este tamaño se cuecen entre 15 y 20 minutos.


Ingredientes:

2 doradas
2 kg de sal gorda

Para acompañar:
Os aconsejo unas patatas cortadas pequeñas, pochadas con cebolla y pimiento verde

Elaboración:

Limpiamos las doradas bajo agua.  


Cubrimos una bandeja de horno con la sal, ponemos las doradas encima y las cubrimos con más sal apretando un poco, dejamos que se vean los ojos. A parte del tiempo de cocción los ojos nos ayudaran a ver si están cocidas, tienen que quedar de un color blanquecido.


Ponemos al horno precalentado a 200º, arriba y abajo. Una vez cocido, retiramos rápido la costra de sal para que no cueza más de la cuenta. Servimos en los platos, tenemos que ir con cuidado porque si se ha cocido bien, la piel se separa con mucha facilidad.
Servimos acompañadas de las patatas.


martes, 13 de junio de 2017

Horchata

Antes de hacerla no era una bebida que me atrajera mucho, la encontraba muy dulce. Y ahora la encuentro muy rica y refrescante, para mi gusto con muy poco azúcar. No hay como hacerse las cosas uno mismo.


Ingredientes:

250 gr. chufa
1 l. de agua embotellada
2 cucharaditas de azúcar (si os gusta dulce, poner más)

Agua para hidratar la chufa

Elaboración:


Dejamos en remojo las chufas durante toda la noche. Por la mañana las escurrimos.
Ponemos en un bol o un vaso de batidora, añadimos 200 ml de agua, y lo trituramos todo. Hasta que quede una pasta.


La pasamos por un chino, y vamos dejando escurrir el jugo. Cuando ya no salga más, vamos añadiendo poco a poco el resto del agua sin dejar de apretar la pasta.

Desechamos la pasta y pasamos el jugo por un colador de malla, sino tendremos muchos sedimentos. Aquí es donde agregamos el azúcar que queramos. Guardamos en la nevera hasta que esté bien fría.



viernes, 9 de junio de 2017

Quedada en Blanes

Hace un par de semanas nos encontramos un grupo de blogueros en Blanes. Este encuentro lo preparó Montse del blog “robabruta” y capitaneados por ella y Roger, de la oficina de turismo, pudimos visitar la ciudad. Fué un día muy completo en el que nos lo pasamos muy bien.


Nos reunimos todos en Sa Palomera, el punto donde acaba, o empieza según se mire, la costa brava. El nombre de la isla no esta muy claro de donde salió pero una de las posibles explicaciones es que en el habían muchas palomas.





De Sa Palomera nos adentramos en el pueblo, donde nos encontramos el mercado, con más de 100 años de antigüedad y lleno de colores, verduras y frutas.




Giramos por un par de calles y llegamos a Es Portal donde sólo venden pescado de Blanes. Antiguamente las pescaderas estaban en unos soportales de la plaza Verge María, al final las acabaron derribando y actualmente están en la plaza Dies Feiners. El mosaico que hay detrás de la foto es un claro retrato de como eran antiguamente.




En la pastelería Orench, nos explicaron su historia desde 1914. Toda sus productos los hacen ellos, entre sus muchas especialidades encontramos las Carboneres, unos bombones con praliné y trozos de barquillos, realmente deliciosos, y el Bismark, una pasta rellena de nata y crema.
  





El jardín botánico Marimurtra lo fundó en 1921 Karl Faust, un ciudadano alemán enamorado de la Costa Bava. Tiene más de doscientasmil plantas de seismil especies diferentes, centrándose sobretodo en la vegetación mediterránea. También tiene una gran abundancia de cactus, abejas con las que producen miel y de los arboles frutales hacen mermelada. Las abejas, además de polinizar el jardin, también ayudan al ecosistema de la zona.

Lo mejor es pasear por sus calles, mirando las plantas, los árboles, los pequeños rinconcitos y acabar al borde del acantilado, donde nos encontramos frente al mediterráneo con unas vistas espléndidas.







Con estas vistas, nos mostraron el Coral Marine, un vino espumoso, con una fermentación dentro del mar a 35 m de profundidad. Cada botella es distinta, decorada con los sedimientos que se le han adherido en el mar. Luego probamos el vermut de las Cavas Laviret.






Dejamos el jardín y fuimos a comer al restaurante La Balma. Después de comer, damos un paseo hasta llegar la Cervecería Popaire, donde nos enseñaron el obrador y pudimos probar varias de sus cervezas.






Y para terminar, la última parada en el Castillo de Sant Joan, a pocos minutos en coche, con una gran vista de todo Blanes. Nos esperaba una última sorpresa: Caves Sarvernes, con una degustación de 3 de sus cavas.







Y aquí el grupo, un día fantástico con buena gente.





lunes, 5 de junio de 2017

Cake de limón (Bizcocho de limón)

Y volvemos a los retos de las chicas de Cooking the Chef, después de saltarme un mes, este le toca Mey Hofmann. Creó la escuela de cocina Hofmann en 1983, gran profesional de la cocina, con varios libros, restaurantes y una pastelería. Actualmente ha fallecido, pero su hija lleva su legado. Yo la conocía más por su fama en los postres, así que rebuscando os dejo esta receta que he encontrado, hecho y saboreado.


Ingredientes:

Para el bizcocho:
4 huevos batidos
350 gr azúcar
150 ml nata
Ralladura de 1 limón
280 gr. harina
6 gr. levadura
100 gr mantequilla fundida

Para el glaseado:
Zumo de 1 limón
150 gr. azúcar glas


Elaboración:

En un bol y con la ayuda de las varillas, mezclamos los huevos con el azúcar y añadimos la nata y el limón. Cuando esté todo bien integrado, añadimos la harina y la levadura. Mezclamos bien y acabamos añadiendo la mantequilla.
Vertemos la masa en un molde de unos 24 cm. Y al horno precalentado a 170º durante unos 50 minutos. Hacemos la prueba del palillo hasta que salga limpio, depende del horno necesitará un poco más de tiempo.


Una vez esté el bizcocho frío y fuera del molde, hacemos el glaseado. Sólo consiste en mezclar el zumo de limón con el azúcar glas, la consistencia es una mezcla entre consistente y líquida. Vertemos encima del bizcocho con unos trozos de limón confitado. Dejamos que se seque el glaseado y ya podemos comer.